Google+ Followers

lunes, 8 de diciembre de 2014

¡ ÁNGELES TERRESTRES !




A veces ya no tengo fe, porque mi mente tan efímera no me permite hospedarla,conocí a Miguel un niño angelical, que me preguntó ¿Deseas jugar conmigo? -Pero claro que si " hombre ",
(estaba de guardia ese día, soy celador) el se puso tan contento, pues solo estaba el ingresado en la zona infantil del Hospital, ¿Jugamos al escondite? - me dijo - ¡A lo que tu quieras le contesté! me puse contra la pared y conté hasta 10, yo ya le veía una zapatilla tras el sillón, ¿donde estas? después de un largo rato, -me rindo- le dije, no te encuentro, ¡He ganado, he ganado dijo! esa sonrisa enorme me hizo ser muy, muy feliz, el estaba cansado, le pregunté por su mamá y contestó que no tenia mamá, que estaba en el cielo, ¿Y tu Papá? -no se- nunca lo conoció, solo le quedaba un abuelo de 79 años, me comentó mas tarde mi compañera, ¿nadie te visita o que?, si viene algunos días un niño de mi clase Ivan se llama, pero no mucho porque tiene que estudiar, el si tiene mamá, por cierto ya hace dos días que no viene, pobrecillo tendrá un montón de tareas que hacer, -me dijo- oye Alfredo (Así me llamo) ¿cuando crees que me iré con mi yayo? -no tardaras mucho Miguel- es que me aburro aquí, y con esta mascara no estoy a gusto, -tu no te preocupes que veras como te la quitan pronto y te marchas con tu yayo- ¡Muchas gracias Alfredo, eres muy bueno conmigo! hay, casi se me saltan las lágrimas, -nada hombre , tu si que eres un buen chaval- lo acosté, y le di un beso en la frente, mañana nos vemos ¿vale? ¡Siiiii yupiii! gracias Alfredo ¡Anda, anda, no hay de que!duerme bien y si necesitas algo me llamas- al
día siguiente, subí a visitarlo y estaba triste, ¿que tal Miguel te veo triste que te pasa? -nada- ¿como que nada, anda cuéntamelo somos amigos no? , dudó pero me dijo es que...y ¡Dios santo me encogió el alma! he oído en el pasillo que mi amigo Ivan se ha muerto, rápidamente fui a informarme de esa noticia,  era cierta, había sido atropellado por un camión hacia dos días, muriendo en el acto, me quedé tan helado que no deseaba confirmarle la noticia, y mucho menos verle, armado de valor entré y lo ví sonreír, esto es increíble (Pensé) tanto dolor y ahora sonríe, el me sacó de dudas, ¡Alfredo, Alfredo! me dijo tan contento al verme entrar, que ya no tengo ganas de llorar, le pregunté que había pasado, y su respuesta fue, me voy a ir con mi amigo Ivan, muy, muy pronto, alarmado dije ¿tu como sabes eso? me lo ha dicho el, pero ¿como? si ya no esta en el mundo, si me lo ha dicho, preferí callarme, y al igual que el anterior día, lo acosté estaba cansado, mañana jugamos a lo que desees -le dije- gracias contestó, gracias Alfredo; terminé mi turno y me marché, al día siguiente subí a verlo, la cama estaba vacía murió en esa misma noche de su Leucemia. Por eso no tengo fe, ¿que Dios le hace eso a un niño? ¡Que Dios! desde entonces, me dedico a ser animador de los niños ingresados, y jamás voy a la Iglesia, me necesitan mas aquí, de vez en cuando me parece ver a Miguel sonriendo, jugando con su amigo, al menos eso creo, si me alegro de algo es de que no supiera que su abuelo llevaba muerto mas de 4 años, quien lo visitaba a menudo era un tío abuelo con un gran parecido a su hermano, y que nunca reveló excepto a los médicos, quien era realmente.

ISIDORO GÓMEZ GONZÁLEZ